Prueba de hermandad

Prueba de hermandad

La prueba de hermandad consiste en comparar los perfiles genéticos (de ADN) de dos personas para determinar si existe entre ellas una relación de hermandad biológica. La comparación de estos perfiles permite excluir o determinar la hermandad biológica con una precisión superior al 99,9%.

En el caso de las pruebas de hermandad se pueden dar 3 supuestos:

– Hermandad vía materna: es cuando dos personas comparten una misma madre pero no el padre. Se habla entonces de medios hermanos  y comparten un 12,5% de su ADN.

– Hermandad vía paterna: es cuando dos personas tienen el mismo padre pero no la madre. Se habla entonces de medios hermanos  y comparten un 12,5% de su ADN.

– Hermanos completos: Cuando dos personas comparten el mismo padre y la misma madre. Entonces sus perfiles de ADN serán idénticos en un 25%.

Genologica ha desarrollado un test de mayor potencia, que emplea 16 marcadores STRs autosómicos; los 13 de CODIS empleados por el FBI y 3 marcadores más (D8S1179, D21S11, D7S820, CSF1PO, D3S1358, TH01, D13S317, D16S539, D2S1338, D19S433, VWA, TPOX, D18S51, D5S818, FGA).

Los análisis de ADN para la prueba de hermandad se realizan a partir de cualquier muestra que contenga células, ya sea sangre, saliva, semen o fluidos corporales, e incluso de cualquier objeto que haya estado en contacto con fluidos corporales.

Una vez en el laboratorio se procede a la extracción de ADN y posterior análisis, de forma que los resultados estén disponibles en el plazo de una semana.